*Autor: Enrico Benevenutti,
periodista de São Paulo, Brasil

El sábado 19 de enero, el Banco Alimentario junto al Cine Select Móvil, perteneciente a la Dirección de Cine y Locaciones de la ciudad de La Plata, inició un ciclo de cortometrajes para niños y niñas en distintos comedores, arrancando la proyección en el comedor “Desde los bordes”, del barrio Los Hornos.

El evento comenzó a partir de las 10 de la mañana y, como anticipo de la película, se realizó un juego de memoria con cartas desarrolladas por el propio Banco Alimentario en el que cada carta representaba una fruta o una verdura con su respectiva información nutricional. Con esto el Banco aprovechó la oportunidad para enseñar a los niños sobre la verdadera importancia de estos alimentos.

Durante la proyección, los voluntarios ofrecieron brochettes de frutas recuperados por el propio Banco Alimentario, con sandías y manzanas, a los niños espectadores. Los niños estaban encantados con los frutos mientras estaban atentos a divertirse mirando en silencio en las películas. A cada momento de la película se disfrutaron de las frutas.

BRASIL Y ARGENTINA: SIMILITUDES SOLIDARIAS

De 1999 a 2017 la red brasileña recolectó aproximadamente 7 millones kg de alimentos, mientras que solo el Banco de Alimentos de Buenos Aires, de 2000 a 2017, logró aproximadamente 5 millones kg de alimentos y productos entregados. Según el reporte anual del Banco de Alimentos de Buenos Aires de 2017 aproximadamente 316 mil kilos de frutas y hortalizas fueron recuperados.

Los bancos brasileños trabajan muy bien con el concepto de conciencia, pero tal vez las producciones y alianzas como estas realizadas por el Banco de La Plata con el Cine Select son otra forma de avanzar. Una manera de acercar el séptimo arte a los niños de los comedores con los que colabora la ONG.

Al igual que en Brasil, nada supera la pasión por el deporte, especialmente para el fútbol. En realidad, creo que la pasión aquí es aún más grande. Los niños reproducen esto a través de sus chaquetas y camisetas del club, botines viejos. Frente a tanta desigualdad social en América Latina, el deporte se convierte en una salida, el fútbol se convierte en una solución, ya sea en Brasil o Argentina, São Paulo o La Plata.
Al final del evento, así como en las favelas brasileñas, los chicos juegan una “pelada” (expresión brasileña para futbol), saliendo por las calles para jugar a la pelota.

“CINE EN EL BARRIO” Y UNA RELACIÓN ENTRE VECINOS