Un hogar de contención 

Por Matías Logiódice.-Voluntario de Comunicación

“A través de un aviso en el diario, nosotros nos acercamos al Banco Alimentario”, cuenta Elena Vita, encargada del Hogar de niños, Ángel Azul”.

“Me presenté, dije que tenía un hogar de chicos y automáticamente me aceptaron y desde que se inauguró, estoy con el Banco”., agregó.

El hogar nació hace 16 años, como una iniciativa propia luego del fallecimiento de la hija de Elena, en 1997.

Ángel Azul es un hogar que brinda cuidado y contención a chicos que, por diferentes motivos, no pueden contar con su entorno familiar. Los chicos que pasan por el hogar son de edades muy variadas, desde bebés hasta 18 años, y todos ellos conviven en un clima de unión y fraternidad.

“Van al colegio, juegan, comen las cuatro comidas diarias y reciben toda nuestra atención”, afirma Elena.

1381940_603023509754695_197736033_n

– ¿Qué trabajo realizan en el hogar?
– “Nosotros somos una ONG, un hogar de niño donde los chicos viven acá las 24 horas del día, desayunan, almuerzan, meriendan y cenan. Quienes viven acá son chicos derivados de los juzgados de menores, de los servicios locales y zonales. Además, asistimos a chicos que tienen familia, que van al colegio, almuerzan en el hogar y luego sus mamás los vienen a buscar.

11312571_902720673118309_6501327464806213687_o– ¿Y colaboran con otras personas también?
– Ayudamos a todas las personas del barrio o de la zona que nos necesiten. Tenemos una familia en Punta Lara, que los chicos estuvieron acá un año y un día fuimos a la casa, a llevarles cosas que teníamos como ropa de vestir y ropa de cama, y cuando llegamos vimos que no tenía ni agua, ni luz, ni gas y les llevamos comida y muchas cosas que teníamos nosotros. Siempre vamos a asistir a los que menos tienen”.

-¿Cuántas veces van al banco?
-“Anteriormente lo hacíamos una vez por semana o cada quince días, o cuando realmente había cosas que tenían y nos llamaban para que las busquemos. Hace cuatro años que soy viuda y no tengo movilidad, así que hablé con Luis (López, encargado de Depóstio) y Liliana (Ilari, presidente del Banco Alimentario) y nos traen lo que tienen. Cuando pueden y hay cosas me lo traen con la camioneta”.

Quienes quieran contactarse y ayudar al hogar, lo pueden hacer aquí: ÁNGEL AZUL

Asociación Civil Ángel Azul